Por una educación más equitativa: Día Internacional de la Mujer, 2017

* Las mujeres abandonan sus estudios por razones económicas o por casarse

El origen del Día Internacional de la Mujer se remonta al 8 de marzo de 1857, cuando en Estado Unidos un grupo de obreras en una fábrica textil protestaron por las condiciones de explotación en las que trabajaban. La inconformidad comenzó a extenderse bajo una demanda por reducir la jornada de trabajo a 10 horas y que se les permitiera un tiempo para amamantar a sus hijos. El movimiento se expandió a diversas ciudades, pero desafortunadamente, en 1911 más de 100 mujeres murieron quemadas en una fábrica de Nueva York, como una forma de reprimir la huelga.

Para rememorar este hecho y a las mujeres que lucharon por sus derechos se instauró este día como un homenaje “al movimiento en favor de los derechos de la mujer y para ayudar a conseguir el sufragio femenino universal”, señala la Organización de las Naciones Unidas (ONU). A partir de entonces se conmemoró la fecha el último domingo de febrero; fue hasta 1975, cuando este organismo internacional estableció el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer.

A lo largo de la historia las mujeres han sido excluidas de actividades y decisiones importantes en la sociedad, como en el trabajo, la política y la educación ya que anteriormente se creía que sólo debían dedicarse al hogar y los hijos. Poco a poco este pensamiento ha cambiado.

Por ejemplo, la educación es fundamental para un país y la formación personal de sus individuos, sin embargo, las mujeres también habían sido segregadas de este ámbito en el que actualmente ya tienen gran participación. En México donde existen más mujeres (61 millones) que hombres (58 millones), asisten a la escuela el 43.5% de mujeres y el 44.6% de hombres; aunque la diferencia es muy estrecha, aún existen desigualdades. Además, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (INEGI) indica que el grado promedio de escolaridad de los hombres es un poco más alto que el de las mujeres, es decir que los hombres estudian durante 9.3 años y las mujeres lo hacen 9 años.

Estas cifras indican que comienzan a reducirse las brechas de desigualdad educativa y de preparación profesional entre hombres y mujeres, sin embargo, todavía persisten altos niveles de deserción.

Es curioso, pero según datos estadísticos del INEGI, las mujeres se mantienen más en la escuela y logran terminan en tiempo sus estudios que los hombres. En el bachillerato existe una deserción del 16.7% en los hombres y de 13.3% en las mujeres. Una de las posibles razones por la que los hombres tienen un mejor nivel de escolaridad a pesar que deserten más que las mujeres, es que ellas lo hacen en niveles más elevados, como en la universidad, pero mientras se mantienen en la escuela son de las mejores estudiantes.

El principal motivo para que las mujeres dejen la escuela es por cuestiones económicas y el segundo motivo es el matrimonio. Del total de las que abandonan sus estudios, la gran mayoría ahora se dedica a los quehaceres del hogar: 72.1%.

Además de estos dos grandes motivos, existen otros por los que ya no siguen en la escuela, entre ellos la maternidad y porque no fueron aceptadas generalmente en una universidad pública.

Para la elección de carrera también se presentan algunas preferencias hacia ciertas áreas de acuerdo con el género. Las ciencias exactas como las ingenierías son más cursadas por los hombres mientras que las mujeres optan más por carreras relacionadas con la educación, las humanidades, la salud y las ciencias sociales. Por su parte, las ciencias naturales tienen la misma matrícula a nivel universitario.

Ante este panorama es fundamental para un país que exista la igualdad entre hombres y mujeres en todos los aspectos, principalmente en el educativo al que todos deben tener acceso de la misma forma para construir una mejor sociedad. Por ello existen opciones para que las mujeres continúen estudiando y evitar que el hecho de no quedarse entre sus primeras opciones de carrera o de universidad, así como la falta de recursos económicos, no sean un motivo para el abandono escolar.

Para ello existen alternativas como Plan de Pagos ennti, que te apoya en el pago de tus estudios universitarios para continuar con tus expectativas profesionales, formarte a nivel personal y además, integrarte al mundo laboral sin importar si eres mujer u hombre.

Este año la Organización de las Naciones Unidad estableció le temática “las mujeres en un mundo laboral de transformación: hacia un planeta 50-50 en 20030”. De acuerdo con este organismo internacional, se decretan este tipo de días en todo el mundo con el objetivo de realizar actividades de sensibilización de la población respecto al tema.

*Fuentes: SEP, INEGI, ONU.  

*Foto de portada: sopitas.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s